Hace unos días Daniel Fernández publicó un artículo en el Diario Montañés titulado “De ruta por… El entorno de La Garma“.

Lo compartimos con vosotros:

De ruta por el entorno de la Garma

“Hoy vamos a realizar una ruta por el entorno del pueblo de Omoño (Ribamontán al Monte). En él, se ubica la cueva de La Garma que posee un importante conjunto de arte rupestre paleolítico con figuras de animales pintadas y manos en negativo de color rojos. Está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 2008. También contiene un gran yacimiento del paleolítico superior avanzado, con restos de esqueletos humanos, así como osos de las cavernas. Viniendo desde Pontones, y tras pasar el cartel indicador de Omoño, dejaremos nuestro vehículo en una pequeña explanada que queda a nuestra izquierda junto a una vivienda. Retrocederemos unos metros por la carretera y nos metemos por una pista, a la derecha,que da acceso a un grupo de viviendas. Cuando termina el asfalto, continuamos de frente por un camino de tierra que va paralelo al cierre de una finca. Tras superar la última vivienda, el camino se convierte en sendero y gira a la derecha hasta desembocar en un prado, con unas rodadas, desde donde alcanzamos una carretera, que, siempre de frente, pasa por el barrio de Nozaleda y en 1,5 kilómetros nos deja en el pueblo de Omoño. Cruzamos la carretera y continuamos de frente por el barrio de la Iglesia. La calle termina en un camino que, enseguida, alcanza una bifurcación, en la que iremos por la derecha.

En 250 metros, alcanzamos una nueva bifurcación en la que continuaremos, por la derecha, unos 850 metros hasta que el camino desemboca en una carretera, estamos en el pueblo de Liermo.

Desde este punto, continuamos de frente ignorando algún desvío y, tras pasar la Iglesia de San Martín, llegamos a un cruce con otra carretera donde iremos hacia la izquierda durante 2 kilómetros, atravesando Liermo y alcanzando un nuevo cruce con un indicador de Omoño-Villaverde. Desde aquí, giramos a la izquierda y, en la primera curva, continuamos de frente por un camino de tierra, que nos introduce en el bosque del monte de la Garma. Pasamos junto a una cueva, continuando por el camino hasta alcanzar dos pequeños rellanos. Por la izquierda del segundo que en ocasiones, desaparece, pero que continuando siempre en descenso, nos saca a un prado desde donde vemos la carretera por la que pasamos al inicio de la ruta. Desde ella, podemos alcanzar nuestro vehículo.”

 

De ruta por el entorno de la Garma
5 (100%) 1 voto

Categorías: Rutas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *